miércoles, 7 de diciembre de 2016

Porque Arrestaron al Alcalde de Gurabo?





Agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI) arrestaron esta mañana en su residencia al alcalde de Gurabo, Víctor Ortiz Díaz, confirmó el portavoz de prensa de esa agencia, Carlos Osorio.

En diciembre del 2015, EL VOCERO informó en primicia que el ejecutivo municipal era objeto de una pesquisa por la alegada obtención de dinero de un contratista.

Ortiz Díaz confirmó a este diario el pasado año que los agentes del FBI le había requerido información, particularmente en la Oficina de Finanzas.

Desde ese entonces, el alcalde había estado organizándose, e incluso dejar un sucesor en caso de ser acusado por un Gran Jurado.

El año pasado, un gran jurado comenzó a sesionar en relación a este caso y varios empleados del ayuntamiento comparecieron ante el panel acusador.

Ortiz Díaz había sido representado por la abogada Lydia Lizarribar Buxó.

Este diario supo que la investigación contra Ortiz Díaz se produjo en relación a un caso por fraude por el cual fue acusado y resultó convicto un corredor de inversiones, quien timó a una veintena de personas, incluso al ejecutivo municipal.

Alegadamente, el alcalde obtuvo el dinero de un contratista y utilizó el mismo para proveerlo al corredor de inversiones fatulo.

El timador es Miguel Merced Torres, de 49 años, quien está preso tras ser acusado por un gran jurado por gestar un esquema de fraude electrónico mediante el cual se apropió de $9 millones.

El pasado 15 de mayo, Merced Torres fue sentenciado por el juez federal Jay García Gregory a seis años de cárcel y a tres años de libertad supervisada. Ello, tras declararse culpable después de llegar a un acuerdo con la fiscalía federal para que recomendara una sentencia menor.

El convicto fue acusado por fraude electrónico, lavado de dinero y robo de identidad agravado.

Como parte del acuerdo, la fiscalía federal le confiscó un total de 79 bienes muebles que incluyen $11 mil, una treintena de pinturas de los artistas Luis Rafael Robles, Pablo Marcano y Carlos Irizarry, varios relojes Gucci, Techno Marine, Bulgari, Dior, pulseras Pandora, sortijas en oro, y motoras, entre otros.

En cuanto a bienes inmuebles, se confiscó un terreno, una casa y un apartamento en Caguas, un apartamento en Cabo Rojo, una casa en Gurabo y un terreno en San Lorenzo.

Según la acusación, el convicto incorporó en el Departamento de Estado la empresa MM Technology Wirless en junio del 2009. Entre julio del 2006 a febrero del 2013, gestó un esquema fraudulento para obtener dinero de potenciales inversionistas, haciéndose pasar por un portavoz de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés).

Merced Torres prometió a sobre una veintena de inversionistas que recibirían contratos administrativos de torres de telecomunicaciones.

Posteriormente, los inversionistas comenzaron a reclamarle por la tardanza de la firma de los contratos. El convicto les envió un correo electrónico para excusarse por la tardanza. Les expuso que había tenido problemas para garantizar la seguridad de los potenciales investigadores.

Luego, argumentó que hubo errores en las fechas de los contratos.

Asimismo, alegó vedas electorales para la firma de los contratos. Incluso, alegó hasta un accidente de tránsito del administrador interino de la FCC.

Posteriormente, hizo pagos parciales a los inversionistas para compensar por las tardanzas, pero bajo la excusa que el dinero iba a ser devuelto a la FCC una vez se firmaran los contratos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario