sábado, 28 de enero de 2017

Melania Trump en Revista Vanity Fair Enero 2017





Menos de 24 horas después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmara una orden ejecutiva para que se construya un muro en la frontera, Melania Trump aparece feliz y radiante en la edición mexicana portada de la revista Vanity Fair.

El contraste entre esa imagen y las acciones de su esposo no ha sentado bien entre muchos mexicanos y ha desatado numerosas críticas.

Según el diario británico  The Guardian, el hecho de que aparezca con un tenedor sobre un plato de joyas, como si se preparara para comerlas como pasta, “solo le agregó sal a la herida, en un país en donde casi la mitad de la población vive en pobreza”.

El artículo comienza destacando una parte de la anatomía de la señora Trump: sus senos. “Si sufriera un terrible accidente de coche”, dice la nota, “su marido no la abandonaría, claro, siempre y cuando sus pechos resultaran intactos”.

Sin embargo, no es el contenido de la revista lo que está incendiando las redes, sino el contexto, ya que aparece justo cuando el presidente de México, Enrique Peña Nieto, canceló su encuentro con Trump por la insistencia del magnate de que los mexicanos pagarán el muro entre los dos países.

Entre las críticas a la entrevista de la exmodelo, quien para la toma presidencial seleccionó un modelo azul como el de Jackie Kennedy, está la del ChicagoTribune, quien la califica de “torpemente programada”, mientras que la revista Forbes titula el artículo como “Los mexicanos no están felices con la portada de Melania Trump en Vanity Fair”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario