miércoles, 4 de enero de 2017

Precios de Los Cigarrillos 2017 en Argentina



Los fumadores despidieron el año con una mezcla de alarma, enojo y resignación ante el inminente aumento en el costo de los atados de cigarrillos que hasta anoche no había sido confirmado en forma oficial. La cronología de ese cuadro de incertidumbre que aún persiste arrancó el viernes 30 con la difusión en la redes sociales de un potencial listado de precios de la empresa Massalin Particulares, donde se aplicaba un ajuste de alrededor del 40 por ciento.

Con la experiencia del aumento del 60 por ciento autorizado en mayo del año pasado a cuestas, la repercusión en los kioscos fue inmediata y en muchos casos el probable incremento fue trasladado a los precios, con la consecuente reacción de los clientes, que en su mayoría se resistieron a abonar la desmesurada suba y comenzaron a "peregrinar" por distintos comercios con ese objetivo.

De ese modo, uno de los planteos más comunes a los kiosqueros era por qué se aplicaba el aumento si la mercadería a la venta había sido obtenida con los precios "viejos". La medida es utilizada por los comerciantes como un modo de anticiparse a cada aumento y evitar la pérdida de rentabilidad al reponer la mercadería con los valores previstos en el nuevo listado.

Pero el tenor del ajuste esta vez generó críticas e incluso hubo quienes optaron por cerrar sus puertas o dejar de vender cigarrillos para evitar la pérdida de clientes, máxime cuando en muchos kioscos locales se aplica un recargo del 15 por ciento sobre los listados oficiales. Otras estrategias de los kiosqueros en Olavarría consistieron en dejar para la venta las marcas con poca circulación en la actualidad. Ante las dudas, los cigarrillos baratos, como Red Point, con un costo de alrededor de 26 pesos por marquilla, se convirtieron en la vedette en el comienzo de 2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario