viernes, 30 de junio de 2017

Alberto García Merced Pareja de Sherly Ann





En 2011, Alberto García Merced –sospechoso de agredir a Sherly Ann Goire, dejándola cuadripléjica– amenazó de muerte a su entonces pareja consensual y madre de sus dos hijos, diciéndole que “si te llevas el gavetero te voy a dar un tiro en la cara para que quedes bien muerta”. El hombre, además, estaba armado con una pistola gris con cachas negras.

Sherly Ann continúa esperando
Así se desprende de la acusación que sometió el Pueblo de Puerto Rico contra el hombre de 29 años y quien, hasta hoy, tenía trabajo como empleado transitorio de Control Ambiental en Guaynabo, según confirmó el oficial de prensa del municipio, Alexis Ramos. El contrato, según aclaró, “no será renovado”.

El incidente con su pareja anterior terminó hecho sal y agua porque, aunque se señaló el juicio para el 11 de abril de ese año, la mujer no llegó al tribunal a declarar. “Por los fundamentos expuestos en corte abierta, el Tribunal ordena la desestimación del caso de epígrafe a tenor con la Regla 64-N-4 de Procedimiento Criminal”, reza la resolución del tribunal de Primera Instancia del Centro Judicial de Bayamón emitida el 26 de septiembre del 2011.

La mencionada regla establece que “que el acusado no fue sometido a juicio dentro de los ciento veinte (120) días siguientes a la presentación de la acusación o denuncia”.

Cabe señalar que, durante este caso se indicó que García Merced era reincidente ya que enfrentó un caso por posesión con intención de distribuir cocaína en San Juan, el 25 de junio de 2010. El mismo, que conllevaba una pena de entre dos y cinco años de prisión, fue trabajado a partir del 29 de julio de ese año a través del programa “Drug Court” y, en 2012, cumplió con el mismo.

Los problemas legales de García Merced se remontan a, al menos, febrero del 2007, cuando tenía 19 años y fue acusado por posesión de marihuana. Se llegó a señalar juicio para abril de ese año, pero el mismo se cayó porque “el ministerio público no está preparado”, según la minuta y resolución del tribunal, con fecha del 16 de agosto del 2007, seis meses después de que se le acusara.

Los choques legales no terminaron allí: en agosto de ese mismo año volvió a enfrentar cargos por posesión de marihuana, pero según la minuta del tribunal “no ha podido ser citado porque no es conocido en el sector”.
“No nos podemos quedar con los casos pendientes cuando no se consigue al acusado”, lee el documento. El caso fue archivado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario